miércoles, 13 de abril de 2016

Todo empezó una fría mañana del 24 de marzo del 76.
 Marcela madre de dos hijos se levantó para empezar su día, pero no era un día como cualquier otro,esa mañana  empezaría un nuevo trabajo en la parte de recursos humanos de cheeky, por lo cual estaba muy nerviosa,se cambio desayunó y salió.
Ese día Marcela no había prendido la tele por la mañana como solía hacer por lo tanto al salir se sorprendió de lo que estaba viendo, había policías en todas las esquinas,soldados registrando gente, pidiendo identificación, un gran despliegue de las fuerzas armadas por toda la ciudad. Durante el transcurso a la parada del colectivo 63 que la llevaba al trabajo no podía parar de pensar de lo que estaba viendo, al llegar a la parada todo iba normal,se subió al colectivo pidiendo su boleto de 10 centavos y ahí comenzó lo peor.
 Sin que nadie se diera cuenta, el colectivo al frenar en el semáforo fue interceptado por un camión de la policía,el colectivero frenó y dos hombres altos con bigotes y todos de azul pidieron al chofer que abra la puerta ,obviamente ante la situación accedió. Estos hombres hicieron parar a todos los pasajeros del colectivo con sus respectivos documentos en mano,ella sacó sus documentos pero notó que el señor delante suya se notaba un tanto nervioso, en ese momento al parecer era una simple inspección pero cuando fue el momento del señor de adelante este sacó un arma,se dió vuelta y agarró a Marcela como reen gritando "dejenme bajar o la mato" los policías se quedaron quietos sin saber que hacer,la tensión subía y la pobre Marcela  lloraba de los nervios.
Luego de varios minutos de que los policías negociarán, el colectivero abrió la puerta,el hombre la empujó  asia los polilicias y bajó corriendo, todo el mundo se quedó quieto.Uno de los policías bajó y abrió fuego contra el hombre matándolo en el acto, el otro policía  lo siguió y obligaron al chofer a arrancar,nadie dijo nada en todo el viaje y Marcela al llegar a la casa no vió ni rastros en los medios de lo que había pasado,por lo que decidió borrar de su mente ese feo momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada